martes, 4 de diciembre de 2012

MICROCUENTO:


Rubén

Manuel Araníbar Luna



Los diarios inventaron todo. Y la culpa es mía por creer en este mamarracho. Eso sí, siempre tuve el presentimiento de que estabas vivo. Me alegra saber que te has rehabilitado, pero en tus ojos veo aún el resentimiento.
Prometo cambiar esa historia si me dejas vivir. Hoy sí creo en tus palabras, pero créeme también que tengo aún miedo en aceptar tu ofrecimiento de cortarme el cabello, amigo Pedro Navaja.

1 comentario:

  1. Gracias, amigos. Qué agradable sorpresa!

    ResponderEliminar

Escribe tu comentario aquí.