lunes, 1 de abril de 2013

María Teresa Zúñiga, personalidad meritoria del Perú


Solo 4

María Teresa Zúñiga Norero, “Personalidad Meritoria de la Cultura”.
La dramaturga y poeta María Teresa Zúñiga Norero acaba de ser reconocida como “Personalidad Meritoria de la Cultura” por su destacada labor teatral. En el Suplemento Cultural SOLO 4 expresamos nuestra alegría por este logro y reafirmamos nuestra admiración por ella y su importante obra, que llena de satisfacción a  Huancayo y la región central del Perú.

¡Un nuevo logro! La dramaturga huancaína María Teresa Zúñiga Norero fue declarada “Personalidad Meritoria de la Cultura”. Este reconocimiento, que viene de parte del Ministerio de Cultura, le fue conferido «por su destacada trayectoria como actriz, directora de teatro y fundamentalmente por su prolífica labor como dramaturga, así como por su incansable trabajo en la difusión y valoración del teatro peruano a nivel regional, nacional e internacional».
María Teresa Zúñiga ha representado al Perú en diversos eventos teatrales en América Latina. Su vasta obra —de más de sesenta piezas teatrales, entre las que destacan “Zoelia y Gronelio” (1995), “Mades Medus” (1999) o “Atrapados” (2002)— ha sido puesta en escena en diversos escenarios del Perú y el extranjero. Igualmente, “The Oxford Encyclopedia of Theatre and Performance” de Inglaterra la consideró como «una de las más ‘avant garde’ y prolíficas dramaturgas latinoamericanas de fin de siglo».
Nacida en Huancayo en 1962, es fundadora —junto a Jorge Miranda Silva—, del Grupo de Teatro Expresión, donde alterna roles de actuación y dirección. El grupo se inició a mediados de los ochenta, aunque fue con el montaje de “Corazón de fuego” (1989) que se consolidó y alcanzó el prestigio que lo acompaña hasta la actualidad.
¿Pero cuál es su importancia para la dramaturgia nacional? Su obra rebasa los tópicos habituales y aborda las contradicciones que abruman al ser humano. “Zoelia y Gronelio”, por ejemplo, es una historia que, bajo un telón posapocalíptico, reflexiona sobre las carencias de un mundo que se desmorona, pero que, pese a todo, mantiene un oscuro optimismo. Algo similar podría decirse de “Mades Medus”, obra donde también dos personajes —Mades, de 50 años, y Medus, de 19— se debaten entre ficción y realidad, y hacen del arte su razón de ser.
Su teatro se nutre de cánones vanguardistas como el absurdo o el existencialismo, que también fueran cultivados por Eugène Ionesco, Samuel Beckett o Harold Pinter, pero con una estética absolutamente personal. Eso es lo que hace de ella una gran autora: completar, texto a texto, una obra integral particular y original, que sin sacrificar su claridad para el espectador, profundiza en temas y caracteres de mucha complejidad.
Como se ve, este reconocimiento a María Teresa Zúñiga Norero es más que meritorio, y pone en su real ubicación a la dramaturga más destacada que ha dado la región centro. En la página siguiente de SOLO 4 aprovechamos para publicar un artículo suyo a propósito del Día Mundial del Teatro, y que fuera escrito horas antes de recibir la comunicación sobre este importante galardón.

MÁS DATOS:

¿Cómo recibe este reconocimiento?

María Teresa Zúñiga Norero: Me ha llenado de mucho entusiasmo. Es un impulso muy importante para continuar. Ya son 32 años de mi vida que estoy involucrada en esta labor que, para mí, es una opción de vida. El teatro es una actividad que nos da grandes satisfacciones que, finalmente, es lo que se lleva el hombre cuando ya cierra los ojos. Este logro que alcanzo en este año lo comparto con todos los cultores del teatro. (Fuente: Entrevista colegio Andino, difundida a través de Youtube)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí.